Turismo en Brasil

Consejos para el turista en Brasil y toda la información para viajar a Brasil

El turismo en Brasil es una de las actividades económicas más importantes del país y es por ello que el desarrollo de la oferta e infraestructura turística brasileña ha llegado a niveles notables. Pensar en hacer turismo en Brasil es imaginarse en hermosas playas con aguas cálidas tomando caipiriñas y en un clima de “alegría brasilera”.

El turismo en Brasil ha experimentado un importante aumento debido al renovado interés de los turistas internacionales luego de que se declaren las nuevas 7 maravillas del mundo y una de ellas, El Cristo Redentor de Río de Janeiro, se encuentre en la ciudad más turística de este país. De esta manera, los viejos motivos para visitar Brasil se suman a los nuevos motivos logrando así un afluente impresionante de turistas que buscan relajarse en las maravillosas playas brasileñas, disfrutar de la noche del Brasil o hacer un recorrido de aventura por el interior de la selva más impresionante del planeta, la selva amazónica.

Brasil es sinónimo de turismo y de alegría y podemos asegurarle que no lo defraudará. En este sitio lo ayudaremos a planificar su viaje a Brasil para que usted no se pierda de nada y tampoco pierda tiempo en planificar sus días habiendo ya llegado a destino. En cada una de las secciones que componen esta guía de viaje a Brasil usted encontrará las mejores y más impresionantes atracciones turísticas de Brasil, conocerá las mejores formas de alojamiento haciendo un recorrido por la oferta hotelera del gran país del sur, aprenderá cómo moverse por el país especialmente con el alquiler de coches, obtendrá consejos para ahorrar dinero en sus pasajes aéreos a Brasil y encontrará una serie de consejos útiles para tener en cuenta a la hora de hacer turismo en Brasil.

Está claro que no tiene sentido tener un viaje tan planificado que no permita la espontaneidad o la improvisación pero tampoco sirve de nada viajar a un destino turístico tan importante para perderse muchas de sus principales atracciones o pasar la mitad del tiempo averiguando qué lugares son los más interesantes para visitar.

Esperamos serle de la mayor ayuda posible en la planificación de su viaje a Brasil. Estamos convencidos que la pasará de maravilla pero no está de más desear unas felices y placenteras vacaciones.

El “litoral fluminense” es una maravilla. Pero hay dos lugares donde es más que eso: navegar en Angra y admirar las coloridas estrellas de mar en Isla Grande no tiene palabras.

Angra dos reis

A la mañana el sol tímido en el Porto de Santa Luzia, el “Trovao Azul”, barco para diez personas con bancos acolchados y solario en su proa y popa espera a los turistas. Por un mínimo de R$50 la hora se puede hacer un paseo casi exclusivo. Los caserones de los ilustres a los márgenes de las hermosas islas son fantásticos, incluso el de la familia de Ayrton Senna. Las gaviotas y hasta algunos pingüinos perdidos dan espectáculos.

Antes de 1972, cuando fue abierta la ruta Río-Santos (BR-101), Angra era habitada básicamente por los que trabajaban en las usinas o en la industria naval. En la misma época, algunos millonarios comenzaron a construir mansiones en las islas de la Bahía de Isla Grande. Un esclarecimiento sobre ellas: aunque la propaganda oficial diga que son 365, no llegan a 20 aquellas que poseen playas o tamaño para ser visitadas. La ciudad recibe 900.000 visitantes por año, que pasan más tiempo en el mar que en la tierra, o arena, firme. El tour se puede empezar en la isla de Gipoia, donde está la Playa del Dentista, de aguas cristalinas, arena clara y fofa, muchas almendreras e inmensas piedras en las puntas. El dentista en cuestión es real, Olympio Fassol, que tiene una linda casa allá hace más de treinta años. La playa en realidad se llama Jurubaiba y se llena de escunas y lanchas, principalmente a la tarde. Pocos lugares ofrecen tanto lujo como Angra. Hasta en plena alta mar. Ya son clásicos de allá el Jango Bar, flotante, que sirve comida japonesa, y un heladero que atiende a los clientes de los barcos. ¿Qué más necesitas?

Rumbo a las islas de los Porcos Pequeña y Grande, uno de los mejores puntos de buceo de la bahía, se hace difícil contener el impulso de saltar del barco para ver más de cerca los peces y las fantásticas estrellas de mar. Hay que acordarse de que a pesar de avistas las piedras en el fondo, la profundidad entre las dos islas es de 4 a 5 metros.